SOBRE EL PROYECTO

El proyecto URBANA pretende acercar a diferentes públicos las propuestas artísticas y la geografía urbana de la ciudad de Madrid. Arte, arquitectura y urbanismo integran, desde una perspectiva histórica, el núcleo del trabajo que realizamos. Para ello, una de nuestras herramientas centrales es la mediación cultural.

¿Qué es la mediación cultural?

La mediación cultural es un intermediario entre una serie de prácticas artísticas, discursos históricos, curatoriales, sociales y un público en concreto. A través de la dinámica del acompañamiento, la mediación potencia el aprendizaje común, el acercamiento crítico de contenidos y la acción cultural en una comunidad. El modo en que opera es gracias al empleo de pedagogías inclusivas, alternativas, integradoras y dinámicas adaptadas a los espacios, contextos y participantes. La ciudad en este caso y sus programas y oferta cultural son el ámbito principal de intervención. Como concepto, la mediación se ubica en el perímetro que delimita los intereses de un grupo concreto de gente y una serie tanto de actividades establecidas y cambiantes en el tiempo como de contenidos presentes en los espacios cotidianos que transitamos.

Partimos de los regímenes visuales de representación y de cómo se construyen con ellos narraciones y contranarraciones, relaciones de poder, corrientes estéticas. Vivimos en un mundo de hipervisualización. Las imágenes e imágenes de imágenes abarrotan nuestros imaginarios. La mediación proporciona las claves y herramientas de lectura e interpretación necesarias para deconstruir las formas establecidas de representación y configuración de la visualidad. Por todo ello, la figura de la mediación se sitúa ante distintas problemáticas como un elemento de intervención crítica en los debates culturales contemporáneos.

Asimismo, la mediación cultural es un complejo de esquemas estratégicos que modulan en función del lugar y de unos requerimientos determinados. Contrariamente a las tradicionales visitas guiadas, un equipo de mediación se sirve de planteamientos diferenciales hacia una concepción más amplia y participativa del acontecimiento. Uno de los requisitos básicos es la formación continua de especialistas integrada en los procesos activos de intervención. De igual manera, se hace especial hincapié en las habilidades de comunicación y de trato cercano con la audiencia, con el fin de ofrecer un servicio lo más extensivo y amplio posible.

¿A quién se dirige URBANA?

Este proyecto de mediación cultural está destinado a aquellas personas de cualquier edad que quieren involucrarse en actividades de aprendizaje en grupo. Entendemos que los límites del conocimiento no dependen de nada más que las ganas y el deseo de conocer. Mediante la formación de grupos heterogéneos, ofrecemos una continuidad en las acciones que se van desarrollando según los intereses generales y toman forma a través de cursos, talleres y visitas comentadas que engloban itinerarios temáticos, asistencia a clases teóricas, visitas y recorridos programáticos. Según las necesidades específicas que van surgiendo, se adapta cada acción por medio del consenso. La gestión de contenidos que oferta URBANA se desplaza también hacia el ámbito institucional, abarcando centros educativos, sociales, y entidades que demanden un servicio de mediación cultural.

Estructuras de la mediación

El planteamiento que propone URBANA para desarrollar sus proyectos de mediación cultural se articula mediante diferentes estructuras programáticas. La organización de las mismas aborda previamente la construcción de itinerarios desde perspectivas históricas, crítico-teóricas y temáticas específicas para conectar y despertar el interés de diversos perfiles de personas. Aunque las actividades requieren inscripción previa con respecto a un plazo y un cupo limitado de plazas, también cabe la posibilidad de atender a los requerimientos de grupos estables dentro de los cuales se establezcan dinámicas internas acorde a los intereses comunes.

• CURSOS_ cuya periodicidad es de una sesión semanal, pudiendo oscilar la duración completa entre dos o cuatro semanas en función de los contenidos. Las sesiones alternan clases teóricas con visitas comentadas. Dentro del amplio espectro de posibilidades que abarcan los itinerarios propuestos, las salidas se organizan teniendo en cuenta las programaciones temporales y la oferta cultural de actividades de la ciudad.
• TALLERES_ destinados a colectivos tales como colegios, centros educativos, centros sociales, asociaciones culturales, etc. Acorde a los requerimientos solicitados y a través del diálogo conjunto, ofrecemos dinámicas de grupo que aborden contenidos y perspectivas de trabajo integrales sobre la producción artística y cultural. Los talleres se desarrollan en los espacios y las localizaciones que se demanden.
• VISITAS COMENTADAS_ que parten de un programa centrado y adaptado a determinados enfoques singulares. El formato puede ser conducido hacia exposiciones temporales, acercamientos a colecciones de arte y museos, contextos arquitectónicos y urbanísticos, etc. Su duración responde al nivel de intercambio y debate que despierte el acompañamiento, teniendo como marco estándar la hora y media aproximadamente.

Equipo de trabajo

URBANA se compone de un equipo de especialistas con trayectoria académica, profesional e institucional en los siguientes ámbitos: mediación cultural, docencia, investigación, prácticas artísticas, historia del arte, arquitectura, urbanismo y diseño. Las personas que llevan a cabo la mediación combinan una serie de experiencias prácticas y crítico-teóricas, una gestión transdisciplinar de contenidos y un compromiso transversal con los procesos de aprendizaje entendidos como un modo extensivo de generar conocimientos en común.